+58.212.2853563 / +58.424.2632277 / +58.414.8193250 ubamvzla@gmail.com

Cirugía Bariátrica y Laparoscópica

Contáctenos

¿Cómo se realiza la cirugía laparoscópica para tratar la obesidad?

En un procedimiento laparoscópico, se usan incisiones pequeñas (¼ a ½ pulgada o sea 6 a 12 mm) para acceder al abdomen por medio de cánulas (instrumentos tubulares angostos). El laparoscopio, que está conectado a una minúscula cámara de video, se inserta a través de la pequeña cánula. Una imagen se proyecta a un televisor que le proporciona al cirujano una imagen ampliada del estómago y de otros órganos internos. Se ubican cinco a seis pequeñas incisiones y cánulas para el uso de instrumentos especializados a fin de realizar la operación.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía laparoscópica para obesidad?

Entre las ventajas del abordaje laparoscópico se incluyen:

  • Reducción del dolor posoperatorio
  • Estadía hospitalaria más breve
  • Regreso más rápido al trabajo
  • Cosmética mejorada

Tipos de abordaje de las cirugías bariátricas

  • Manga Gástrica por monopuerto
  • Manga Gástrica y Bypass por puertos reducidos
  • Manga Gástrica y Bypass con abordaje tradicional

¿A quiénes se les considera para la cirugía laparoscópica para obesidad?

El National Institute of Health [Instituto Nacional de la Salud] estableció las siguientes pautas para la selección de pacientes para la cirugía por obesidad:

  • Los pacientes tendrán un sobrepeso de aproximadamente cien libras (45,5 kg) o sea 100% por encima de su peso corporal ideal.
  • Los pacientes no presentarán ninguna causa conocida metabólica (descomposición química de los alimentos a fin de convertirlos en energía) o endócrina (hormonal) de la obesidad mórbida.
  • Los pacientes presentarán una complicación (física, sicológica, social o económica) mensurable en forma objetiva que pudiera beneficiarse de la reducción de peso. Entre estos se incluyen hipertensión (presión sanguínea elevada), diabetes (demasiado azúcar en sangre), enfermedad cardíaca, problemas respiratorios o enfermedad del pulmón, apnea del sueño (ronquidos) y artritis, por mencionar algunos.
  • El paciente comprenderá plenamente la importancia del procedimiento quirúrgico propuesto, incluidos los riesgos y complicaciones posibles.
  • El paciente estará dispuesto a que se le tenga en observación y que un profesional médico le haga un seguimiento durante muchos años.
  • El paciente habrá intentado una reducción de peso mediante tratamiento médico sin éxito.
  • En algunos casos, un paciente que no llegue a las cien libras o al 100% por encima del peso corporal ideal es un candidato para una intervención quirúrgica. Dicho paciente debe tener un problema (o problemas) médico que pudiera beneficiarse de la reducción de peso.

Brindamos
Alternativas

Cambio de
Patrones de Vida

Calidad
de Servicio

Atención
Integral

¿Qué es la Manga Gástrica

La manga gástrica es una cirugía para tratar la obesidad que busca reducir el volumen del estómago y por tanto su capacidad.

Esta técnica, conocida también como gastrectomía vertical o simplemente la “manga”, remueve del 75% a 80% del estómago para dejar un largo estómago tubular. Se realiza con anestesia general.

¿Por qué se realiza?

La manga gástrica es la primera opción para pacientes con obesidad, con un IMC superior a 50, que no han conseguido perder el peso necesario mediante otros métodos como una dieta saludable y ejercicio. Esta técnica está indicada tanto para pacientes con obesidad extrema, es decir, que poseen un índice de masa corporal (IMC) mayor a 40; pero también pueden someterse a ella pacientes que evidencian grados de obesidad menor. También se pueden incluir aquellos pacientes que poseen un IMC superior a 30 y que cuentan con una enfermedad asociada, como presión alta, diabetes, apnea del sueño o síndrome metabólico.

La obesidad es una patología que conlleva muchas enfermedades asociadas graves, hasta el punto de poner en riesgo la vida del paciente. Una persona con obesidad presentará con facilidad problemas respiratorios y cardiovasculares.

 

Bypass Gástrico

El bypass gástrico es el tipo de cirugía bariátrica que se practica con más frecuencia para el tratamiento de la obesidad mórbida. Esta técnica modifica el sistema digestivo con una doble finalidad: reducir la cantidad de alimentos que se pueden ingerir (criterio restrictivo) y la capacidad de absorción de nutrientes del intestino (criterio malabsortivo). Para ello se reduce el tamaño del estómago hasta dejarlo con una capacidad de 20-50 c.c. y luego se conecta directamente a un tramo más adelantado del intestino delgado (bypass), de modo que sólo se utiliza un 60% del mismo para la absorción de alimentos.

La cantidad de peso que se pierda con esta técnica quirúrgica dependerá del modo en que el paciente tras la intervención cumpla con la dieta impuesta por el médico y de la cantidad y calidad del ejercicio físico que realice.

Se puede llegar hasta el 50-75% del sobrepeso al cabo de un año, aunque la mayor pérdida de peso se produce al inicie y luego se reduce gradualmente con el paso del tiempo.

Asimismo, será necesario realizar una labor de reeducación de estómago con el fin de que una vez alcanzado el peso ideal, el paciente mantenga hábitos saludables, con una alimentación equilibrada y una actividad física suficiente, evitando así recuperar el peso perdido.

Además de la pérdida de peso, el bypass gástrico puede mejorar o resolver afecciones que a menudo se relacionan con el sobrepeso, como:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Cardiopatía
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Diabetes tipo 2
  • Accidente cerebrovascular
  • Infertilidad
El bypass gástrico también puede mejorar tu capacidad para realizar actividades diarias de rutina, lo que podría ayudar a mejorar tu calidad de vida.